Ir al contenido principal

Deja que vuelva la magia...

Deja que vuelva la magia. Permítete volver a empezar, volver a nacer... eso es la noche de Reyes, al fin y al cabo... un recordatorio, una llamada para dar a luz a nuestro mejor Yo. 

Esta noche cree... Ellos... existen. Andan por ahí, entre planos de existencia, materializándose gracias a la inocencia de las mentes aún no contaminadas, a los corazones que les cabe todavía una chispa de ilusión.

No es que de ilusión también se viva... es que vivimos en una perpetua ilusión que moldeamos sin darnos cuenta. Pero cada año llegan Ellos con los vientos de Oriente y nos susurran que la ilusión es la fuente de la eterna juventud, es la fuente de la vida. 

Esta noche, recuerda que Melchor está en ti y te trae de nuevo el oro para que recuerdes que tienes el privilegio y la responsabilidad de reinar en tu vida. Así que... ponte la corona y comienza a gobernar tu propio mundo y a dirigir tus pensamientos y la voluntad de tu corazón... en la misma dirección. 

Esta noche, recuerda que Gaspar está en ti y te trae de nuevo el perfume del incienso para que no olvides que formas parte de algo más grande de lo que alcanzan a percibir tus sentidos. Un año más, te llega el recuerdo de que tu esencia es divina y es sagrada. Que eres todo y eres uno. El perfume del incienso, una vez más, te despierta.

Esta noche, recuerda que Baltasar está en ti y te trae de nuevo la mirra para que embalsames y entierres todo aquello que ya no te sirve. Todo aquello que te aleja de comprender que eres, al igual que todos los demás, un ser único envuelto en un cuerpo perfecto para expresar aquello que tu alma vino a expresar al mundo. 

Esta noche, recuerda... que todas las noches pueden ser Noche de Reyes y que todas las mañanas, cuando despiertas, tienes un regalo esperando para que lo abras: La Vida.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El arbol de la vida y sus 10 dimensiones.

EL ÁRBOL DE LA VIDA Y SUS 10 DIMENSIONES ¿Qué es el Árbol de la Vida? Es un mapa de la conciencia. Una meta-fórmula que representa el Ser de Dios, del Universo y del Hombre. Representa cómo, desde el Ser vacío e Inmanifestado, la Esencia Divina, que es Una e Infinita, emana de sí misma en una serie de pasos la manifestación del Universo, el cual desde nuestra percepción se presenta como múltiple, finito, lleno de cosas y seres. Conformándose a Sí Mismo, Dios crea y da forma a todo lo que existe: el Universo y el Hombre. Por eso decimos que el Árbol de la Vida es un símbolo omniabarcante. Una de las divisiones fundamentales del Árbol de la Vida, es el sistema de las tres columnas. Las Sefirot siempre actúan en conjuntos de tres. Por supuesto que hay Sefirot que forman pares complementarios polarizados entre sí, pero dos Sefirot laterales siempre se equilibran mediante una tercera en el pilar del medio. Siempre hay un tercer término,  punto central que será la síntesis. El pilar

Hola Vida

- Yo: Hola. - Vida: Hola... - Yo: Me estoy desmoronando ¿Me puedes volver a armar? - Vida: Preferiría no hacerlo. - Yo: ¿Por qué? - Vida: Porque no eres un rompecabezas. - Yo: ¿Qué pasa con todas las piezas de mi vida que se caen al suelo? - Vida: Déjalas allí por un tiempo. Se cayeron por una razón. Déjalas estar allí un rato y luego decide si necesitas recuperar alguna de esas piezas. - Yo: ¡No lo entiendes! ¡Me estoy rompiendo! - Vida: No, tú no entiendes. Estás trascendiendo, evolucionando. Lo que sientes son dolores de crecimiento. Estás desprendiéndote de las cosas y las personas en tu vida que te están reteniendo. No se están cayendo las piezas. Las piezas se están poniendo en su lugar. Relájate. Respira profundamente y deja que esas cosas que ya no necesitas se caigan. Deja de aferrarte a las piezas que ya no son para ti. Deja que se caigan. Déjalas ir. - Yo: Una vez que empiece a hacer eso, ¿qué me quedará? - Vida: Sólo las mejores piezas tuyas. - Yo: Tengo miedo de cambiar. -

CUANDO LA VIDA TE SACUDE

CUANDO LA VIDA TE SACUDE Vas caminando con tu taza de café... y de repente alguien pasa... te empuja y hace que se te derrame el café por todas partes -¿Por qué se te derramó el café? -Porque alguien me empujó •Respuesta equivocada Derramaste el café porque tenías café en la taza. Si hubiera sido te...hubieras derramado te. Lo que tengas en la taza... es lo que se va a derramar. Por lo tanto... cuando la vida te sacude (qué seguro pasará) lo que sea que tengas dentro de t¡...vas a derramar. Puedes ir por la vida fingiendo que tu taza está llena de virtudes... pero cuando la vida te empuje vas a derramar lo que en realidad tengas en tu interior. Eventualmente sale la verdad a la luz. Asi que habrá que preguntarse a uno mismo. ¿Que hay en mi taza? Cuando la vida se ponga difícil... ¿qué voy a derramar? ¿Alegría... agradecimiento... paz... bondad... humildad? ¿O bronca... amargura...palabras o reacciones duras? ¡Tú eliges! Ahora... trabaja en llenar tu taza con gratitud...